¿Sabías que tus manos tienen un poder curativo innato que se ha utilizado durante siglos para curar diversas dolencias?

La palabra “Mudra” se usa para describir un gesto simbólico con la mano que tiene el poder de producir alegría y felicidad. Se ha demostrado que la práctica regular de mudras no solo contribuye a la buena salud general, sino que también se puede utilizar como medida preventiva. Nuestros dedos son puntos de poder, son un vínculo entre la fuerza pránica (la energía) y la energía cósmica universal.

La posición de nuestras manos tiene la capacidad de influir en la energía de nuestro cuerpo físico, emocional y espiritual. Estos mudras ayudan a vincular el cerebro con el cuerpo, calman el dolor, estimulan las endorfinas, cambian el estado de ánimo y aumentan nuestra vitalidad.

Los mudras se utilizan en Yoga y meditación. De hecho, habrás observado que la mayoría de clases de yoga se inician con las manos unidas por las palmas en el mudra adoración, Anjali Mudra. Esto se hace para recordarnos que nuestra práctica que de alguna forma es una ofrenda a nuestro verdadero ser. Mientras haces este gesto notarás un cambio en t mente y tu corazón ya que infundes un sentido de unión.

Los mudras pueden recordarte los puntos más importantes de la sabiduría yóguica:

  • Tú ya eres eso que estás tratando de ser
  • La practica de mudras puede ayudarte a encontrar el modo de hacer que tus intenciones se conviertan en acciones de sabiduría. Las acciones hablan más fuerte que las palabras y los mudras son oraciones físicas.

¿Cómo escoger el Mudra ideal?

Elige un mudra que se acerque al objetivo de tu meditación. Además, recuerda que también puedes combinar el mudra con asanas, te ayudará con la alineación de tu cuerpo y también a concentrarte.
Probablemente, el mayor regalo que te puede dar un mudra es el de honrar tus motivaciones expresándote en la esterilla.

GYAN MUDRA: EL GESTO DEL CONOCIMIENTO O LA SABIDURÍA

Para realizar este mudra, une suavemente la punta del pulgar, que representa la Conciencia Suprema, y el dedo índice, que representa al individuo, los otros tres dedos están estirados y ligeramente doblados. Puedes practicar este mudra en cualquier momento durante el día, mientras realizas yoga o durante la meditación.

Gyan mudra ayuda a aumentar la concentración, la memoria, reduce los trastornos del sueño, ayuda a liberar el estrés y la ira, alivia la depresión y el dolor de cabeza. Además, estimula la intuición y te ayudará a volver a creer en ti y a entender que todas las circunstancias de tu vida existen para ayudarte a crecer y cuidarte.

PRITHVI MUDRA: EL GESTO DE LA TIERRA

El elemento tierra es un componente vital de los huesos, cartílagos, piel, cabello, uñas, músculos, tendones, órganos internos, etc. La práctica de Prithvi mudra construye y vigoriza estos tejidos y fortalece los huesos. Produce estabilidad, confianza y fuerza.

Para practicar este mudra siéntate en postura de loto o postura fácil. Toca suavemente la punta del dedo anular y el pulgar, mientras los otros tres están estirados o libres.

Esto, si se hace de 30 a 45 minutos todos los días ayuda a reducir el estrés, la debilidad, ayuda a aumentar de peso, aumenta la circulación sanguínea y aumenta la autoestima y la confianza. Además, incrementa la determinación y orienta a las personas hacia la espiritualidad. Mejora el poder digestivo, desarrolla la vitalidad y elimina la deficiencia de vitaminas.

ABHAYA MUDRA

Abhaya mudra es un gesto sagrado de la mano que se utiliza durante la práctica de yoga y meditación como un medio para canalizar el flujo de energía vital conocida como prana. Este gesto se usa para disipar el miedo y desarrollar el coraje. Es un símbolo de seguridad, protección, paz y tranquilidad, y se puede recurrir en tiempos difíciles.

Este gesto se realiza con la mano derecha en posición vertical a la altura del hombro, con la palma abierta y mirando hacia adelante. Algunas imágenes del Buda caminando representan este mudra con ambas manos a la altura de los hombros y las palmas hacia afuera. Para obtener los máximos beneficios, debe practicarse diariamente hasta por 30.

DHYANA MUDRA

El mudra Dhyana se comparte en varias disciplinas de meditación orientales. A menudo se representa al Buda haciendo este gesto. El significado de este mudra es llevarte a una concentración más profunda. Este gesto también puede ayudar a traerte tranquilidad y paz interior.

Para hacer el mudra de Dhyana, simplemente siéntese con las manos hacia arriba, la mano derecha apoyada sobre la palma izquierda. La mano derecha, que representa la iluminación y las facultades espirituales superiores, descansa sobre la mano izquierda, que representa el mundo de maya o ilusión.

VAJRAPRADAMA MUDRA

Vajrapradama mudra es un gesto de la mano de yoga que se cree que genera confianza y autoconfianza. Es uno de los muchos mudras diseñados para tener un efecto positivo en la salud física y mental/emocional.

Para realizar este mudra, los dedos se cruzan o se entrelazan y se colocan frente al pecho sobre el centro del corazón con los pulgares separados y apuntando hacia las clavículas.

GANESHA MUDRA

El mudra de Ganesha es ampliamente utilizado y lleva el nombre del hindú Ganesh. Se dice que Ganesha es un eliminador de obstáculos. De manera similar, este mudra es ideal para aliviarte de todo tipo de obstáculos en tu vida; puede ayudarlo a recuperar la positividad y el coraje cuando se enfrenta a tiempos difíciles. Al realizar este mudra, lleva su atención y energía al centro del corazón, abriendo sus pulmones y su corazón al tema de su meditación.

Aparte de los beneficios mentales y espirituales en el chakra del corazón, el movimiento de tracción también es beneficioso para los músculos cardíacos y es bueno para la tensión en esta área del cuerpo.

Coloca tu mano izquierda frente a tu pecho con la palma hacia afuera y el pulgar izquierdo hacia abajo. A continuación, coloca la mano derecha frente a la izquierda con la palma derecha hacia ti y la palma izquierda. Entrelaza los dedos, manteniéndolos en una posición medio doblada como una garra.

Durante la meditación, inhala profundamente, sosteniendo tus manos en este gesto, luego tira hacia afuera de tus manos mientras exhalas sin desbloquear los dedos. Repite este movimiento hasta seis veces, luego invierta el gesto (es decir, coloque su mano derecha frente a tu pecho mirando hacia afuera con el pulgar hacia abajo). Asegúrate de realizar este mudra la misma cantidad de veces en cada dirección para mantener el equilibrio del acto de tirar.

Espero que estos consejos sean muy útiles en tu vida y en tu crecimiento personal.

Si te han gustado, te recomiendo que eches un vistazo a mi artículo sobre Meditación y sobre los 7 Chakras.

Namaste

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
Making Yoga

[CURSO ONLINE] YOGA PARA EL ESTRÉS